¿Qué es la SEFC?

La Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC), como órgano representativo de la Especialidad, se fundó a mediados de los ochenta con la denominación de Sociedad Española de Farmacología Clínica Hospitalaria. Con el objetivo de ampliar, a otros ámbitos no hospitalarios, la posibilidad de pertenencia a la misma, esta denominación inicial fue sustituida por la actual en 1990. Actualmente por tanto, pueden ser socios de la misma los Licenciados en Medicina que acrediten estar realizando actividades propias de la Farmacología Clínica, así como aquellos otros profesionales sanitarios que acrediten estar vinculados a una Unidad de Farmacología Clínica.

Los estatutos señalan como objetivo fundamental de la Sociedad "contribuir a mejorar la calidad de la terapéutica farmacológica y, en general, los cuidados y atenciones al paciente. A través de la colaboración con los demás profesionales sanitarios, la Sociedad propulsará y desarrollará la Farmacología Clínica, velando por su mejoramiento científico, técnico, ético, social y económico".

Desde su comienzo la SEFC ha ido ampliando sus actividades, impulsada por los sucesivos Presidentes y Juntas Directivas. Actualmente se encuentra en un momento de gran desarrollo, habiéndose logrado la participación de numerosos miembros de la Sociedad en sus diferentes grupos de trabajo.

Sus objetivos pueden resumirse en lograr "mejorar la utilización y la investigación de fármacos, impulsando el desarrollo de la Farmacología Clínica como especialidad médica, y potenciando su actividad en todos los ámbitos del sistema sanitario en que se lleve a cabo cualquiera de las actividades propias de ella".

En este momento, la Sociedad Española de Farmacología Clínica forma parte de la EACTP (European Association for Clinical Pharmacology and Therapeutics),de la  IUPHAR (International Union of Basic and Clinical Pharmacology)  y de la FACME (Federación de Sociedades Científicas Médicas Españolas).  

La SEFC, análisis actual.

Somos conscientes de lo lejos que nos encontramos de alcanzar nuestro principal objetivo porque sabemos que, incluso en los grupos o Centros en los que por ley debería estar la Farmacología Clínica, existen claras deficiencias consentidas por la Administración. Sólo como ejemplo, vamos a enunciar dos casos:

  1. Legalmente (RD 561/1993 y 223/2004) un farmacólogo clínico tiene que formar parte de cada uno de los CEICs y sin embargo, un número no desdeñable de ellos incumple este requisito.
  2. Está también establecido legalmente que todos los Hospitales Universitarios tengan un Servicio de Farmacología Clínica. Sin embargo, un número importante de estos, así como de hospitales de tercer nivel no disponen de dicho Servicio.

La actual Junta directiva se ha propuesto avanzar en ese sentido y para ello hemos iniciado contactos con las Autoridades Sanitarias (Ministerio de Sanidad y de Educación y Ciencia, Consejerías de diferentes CCAA, AEM, Servicios Autonómicos de Salud) y con otras Sociedades y Organizaciones Científicas.

La SEFC dispone de un Boletín "Investigación Clínica y Bioética" (ICB), cuyos contenidos están relacionados con los ensayos clínicos. Este Boletín se difunde, en Número Actual, mediante suscripción gratuita, a todos los CEIC del país, socios y profesionales interesados.

La SEFC celebra anulamente un Congreso y se reune en Asambla General.